el Traje de Gitana visto por alCoso

Es el traje típico de Sevilla. Su antigüedad se remonta a los primeros tiempos de la Feria, donde acudían las mujeres de comerciantes y campesinas, muchas de etnia gitana. 

Solían vestir cómodas batas de faena, a las que se les añadía dos o tres volantes que, con el transcurrir de los tiempos, se fueron convirtiendo en moda, ya que además de ser una prenda cómoda de llevar, realzaba el cuerpo femenino, estilizándolo y dándole un toque de sensualidad.

Con el tiempo las mujeres de alta sociedad comenzaron a copiar la indumentaria, sobre todo a partir de la celebración de la Exposición Iberoamericana que tuvo lugar en Sevilla en el año 1929.

Poco a poco aquella bata pasó a ser el "traje de feria" para  las mujeres y niñas. No había distinción de clases ni edad, y su evolución fue paralela con el resto de diseños que se actualizaban con cada época, apareciendo con distintos escotes, pelo recogido según moda, traje ceñido o más suelto.

Un traje en constante evolución  y vistosa de llevar. Se trata del único traje regional que tiene moda, variando su estilo con el paso de los años. El traje de flamenca se puede usar indistintamente de día o de noche, tanto si se monta a caballo como si no (siempre a la grupa, nunca como amazona).

Tejido: La tela del traje puede ser de lo más variopinta: percal, tergal, algodón, perforados o lisos, bordados, pintados, adornados con flores, rayas o clásicos pero bonitos lunares.



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información